CM Punk, la rebelión del mejor en el mundo

CM Punk, la rebelión del mejor en el mundo

A base de puro talento, haciendo a un lado la política de la empresa, dedicándose a hacer su trabajo como creía conveniente hacerlo y con un prodigio verbal para hacer reaccionar a la gente de forma única, hasta cruelmente manipulable, es que Phillip Brooks –verdadero nombre de CM Punk- adquirió el derecho de autodenominarse “The Best in The World”. Pero, la carrera de Brooks, en la WWE, tuvo un punto de quiebre, punto que pareció repetirse y ser una de las causas del porqué, desde el 15 de abril, CM Punk no pisa los cuadriláteros que lo convirtieron en el nuevo abanderado de la vertiente antisistema en la empresa de Vince McMahon.

Hay que revisar la historia para entender qué pasó. La corriente revolucionaria de Punk llegó a su pico más alto con aquella épica promo del 27 de junio del 2011 en la que arremetió contra prácticamente toda la WWE. Esa promo tuvo un gran respaldo en los acontecimientos de la vida cotidiana de Brooks, pues en verdad él estaba –y parece que sigue estando- en  contra de muchas de las decisiones que se toman de forma corporativa en el manejo de luchadores, de las historias y protagonismo de los mismos.

RAW_1038_Photo_155

En concreto, McMahon y Punk tienen una relación, al parecer, simplemente laboral y sin ningún coqueteo con la cordialidad. Es así que Punk le saca la lengua al jefe de la WWE con actos como el del 25 de febrero de este año cuando le aplicó un Piledriver –movimiento de lucha que consiste en levantar en peso al oponente colocando su cuerpo de cabeza y dejar caer la misma contra el suelo- a John Cena; esta llave, por los riesgos que puede acarrear, está prohibida desde hace algún tiempo en la empresa y su ejecución trajo como consecuencia el enojo de Vince y hasta una posible amonestación.

Pero, es cierto que Punk trabajó durante mucho tiempo lesionado, y esta es posiblemente la causa más fuerte de su no presencia en más de un mes. En el Raw del 11 de marzo, el Main Event de la noche fue una lucha sin descalificación entre Punk y Kane. Durante la contienda, el árbitro Mike Chioda llamó hasta en tres oportunidades a los entrenadores –que cumplen el papel de velar por el bienestar de los luchadores en una primera instancia ante alguna molestia durante los combates- para que ayuden a Punk.

Para el 20 de marzo, a muy poco de la lucha de Punk contra The Undertaker en Wrestlemania, ya se hablaba de una lesión en el brazo y en la rodilla, ambas sin ser totalmente confirmadas. Para esa fecha se había determinado que Punk tendría un tiempo libre tras Wrestlemania a modo de descanso, pero más que descanso, era para proteger la inversión de la WWE, pues Brooks habría estado cargando el trabajo fuerte de la empresa al ser uno de los luchadores que mayor reacción causaba en el público. Desde ese día, Punk solo realizó ciertos ataques contra Undertaker, pero no participó en ninguna lucha. Esto trajo una reacción colateral, al no estar Punk presente, John Cena se transformaría nuevamente en la cara fuerte de la empresa.

WM29_Photo_148

WM29_Photo_149

En el Raw siguiente de Wrestlemania, Punk no apareció. El descanso para Phillip ya había iniciado, pero la WWE vendió la historia de que Punk estaba muy sentido por su derrota en la “Vitrina de los Inmortales”. La verdad es que Brooks terminó muy golpeado en su lucha contra Undertaker y ante la posibilidad de ser intervenido quirúrgicamente en la rodilla es que se optó por prescindir de su presencia en la edición del 8 de abril.

Parecía que todo volvería a la normalidad cuando CM Punk apareció en la edición del 15 de abril, pero al contrario de lo acostumbrado, Punk no dio una cátedra de elocuencia. Simplemente se quedó sin palabras, abrazó a Heyman que estaba a su lado y desapareció. Así de simple. Mortificado por su derrota en Wrestlemania. Esta fue la excusa para la ausencia del autodenominado “Mejor en el Mundo”.

RAW_1038_Photo_160

RAW_1033_Photo_202

La WWE realizó muchas modificaciones en su calendario. En un inicio se tuvo la perspectiva que Punk no regresaría a los cuadriláteros hasta agosto, otros creían que el 13 de mayo ya estaría presente –aunque no luchando-, su nombre fue retirado de  todas las presentaciones no televisadas, sin embargo, mantenían la idea de promocionarlo en Japón y Australia para inicios de julio. Ahora sabemos que hay que esperar, a lo mucho, hasta el 16 de junio, día que será el PPV Payback, en el que está programado en una lucha contra Chris Jericho, para poder verlo luchar nuevamente.

Punk llegó a Wrestlemania con cuatro lesiones distintas en la rodilla. Los médicos le recomendaron que se tomara seis semanas de descanso –lleva ocho- para que se recupere.

El público se puso impaciente al no saber nada del hombre de Chicago. Para no desaparecer del todo la presencia de Punk, el 4 de mayo, la web de la WWE publicó una nota que tituló Where is CM Punk? en la que básicamente hacen referencia de la forma en la que Punk se marchó y si es que volvería a los cuadriláteros, sobre los grandes momentos del luchador en la empresa y, haciendo referencia, la salida de otros grandes luchadores. Aunque, corría el rumor de que esta nota podría ser parte de un futuro storyline para Punk y así tener al tanto a los espectadores.

RAW_01142013rf_093

Un fuerte rumor

El 5 de mayo se filtró el rumor que la verdadera causa de la salida temporal de Punk fue el resultado de su lucha en Wrestlemania. Brooks estaba iracundo con Vince McMahon. Amenazó prepotentemente con retirarse en verdad de la empresa, pues nunca hubo un acuerdo establecido sobre el resultado de su lucha con El Enterrador, y Punk, evidentemente, estaba en desacuerdo con perder, pero aceptó el resultado finalmente.

A Punk le ofrecieron la posibilidad de romper la racha del Undertaker, pero todo fue una treta que armaron Vince y Triple H. Cuando Brooks se enteró de esto, arremetió contra ambos, no le importaba el tiempo que le quedaba bajo contrato, se iba. Vince, al ver a su “inversión” irse por el inodoro, le pidió tranquilidad, que pensara las cosas para que las puedan discutir prudentemente.

05_MITB_07172011cm_1794

Vince le dijo que no era necesario amenazar con su salida para llamar la atención. La frustración de Punk se incrementó y le increpó que no le agradaba ver a gente como Antonio Cesaro, Daniel Bryan, entre otros, partiéndose el lomo noche tras noche para lograr mejores combates, para que sencillamente la compañía los ignore y tomen el camino fácil de poner a luchar a los mismos de siempre.

La conversación siguió su rumbo. Uno iracundo y mortificado, el otro tratando de apaciguarlo. Punk solicitó un tiempo libre para recuperarse de sus lesiones, sin embargo McMahon rechazó la solicitud, pero ante la insistencia del luchador, terminó aceptando.

10_MITB_07172011ca_2321

ECW_09012007ca_553

En el último mes

Pero, si está descansando por sus lesiones ¿Cuál es el apuro para que Punk regrese? Muy sencillo, Payback se va a realizar en Chicago, la tierra natal de CM Punk. El 9 de mayo, ya corría el rumor que Brooks regresaría a los cuadriláteros, justamente para esa fecha, dejando entrever que podría estar en algunos shows televisados, pero sin que luche, diez días después de este rumor, inició otro en el que ya se estaba planeando su lucha para Wrestlemania  30, la cual sería contra Brock Lesnar.

La idea de su lucha contra Lesnar no es nada descabellada en realidad. El 23 de mayo, corrió la idea que el regreso de Punk iba a ser marcado por la unión con Lesnar como equipo para que luego este último lo traicione junto a Paul Heyman provocando una de las historias centrales en la temporada de verano de la WWE: CM Punk vs Brock Lesnar.

33_MITB_07162011jg_2021

21_RAW_02272012rf_0195

Sin embargo, en la edición de junio de la revista WWE Magazine, emitida desde el 26 de mayo, se desmoronó toda idea con un simple anuncio: Punk estaría presente en Payback.  En el Raw del 27 de mayo, el anuncio se hizo oficial al mundo con Chris Jericho, en su segmento Highlight Reel, tuvo como invitado a Paul Heyman, a quién hostigó hasta el hartazgo por saber dónde está Cm Punk, ya que su descanso de seis semanas había culminado.

Finalmente, Jericho retó a Punk, por intermedio de Heyman, prometiéndole que después de la lucha, definitivamente, Phillip Brooks no sería el mismo. Luego de la insistencia, Heyman aceptó. Solo le bastó a Jericho intentar hacerse llamar ser “el mejor en el mundo” para que el apoderado de Punk acepté el desafío.

Por otro lado, haciendo un paréntesis con CM Punk, Chris Jericho solo está siendo anunciado en las presentaciones de Raw hasta el 22 de julio, puesto que su banda de rock, Fozzy, iniciará una gira europea el 3 de agosto, lo que produciría un alejamiento de los cuadriláteros del “hombre de la chaqueta de luces”.

3633336294_f2178a7116_o

6003476594_b177832ff1_o

Parece que el camino hacia una nueva WWE está de la mano de CM Punk, este descaso es solo un capítulo más enrumbando a esa historia. Cuando llegue su lucha del 16 de junio, será ovacionado íntegramente por sus coterráneos, haciendo delirar y disfrutar de su gran despliegue sobre el ring contra otro grande como lo es Chris Jericho. Claro, si es que llega a luchar, porque también cabe la posibilidad que no lo haga, total con las personalidades rebeldes se puede esperar cualquier cosa.